top of page

La guía para asistentes de salud en el hogar
(HHA, por sus siglas en inglés)

Los asistentes de salud en el hogar brindan un servicio importante a adultos, ninos, personas con discapacidades y otros. El trabajo de un asistente de salud en el hogar está orientado principalmente a ayudar a las personas a permanecer en su hogar, 

En Cruz HomeCare, brindamos atención domiciliaria de excelencia, contratamos asistentes de salud en el hogar excepcionalmente dedicados, Estos asistentes de salud en el hogar brindan servicio cuando los seres queridos no están disponibles para los pacientes. 

Cruz HomeCare es una agencia que empatisza y reconoce las nececidades tanto de nuestros pacientes, como nuestro personal de trabajo.

Convertirse en un asistente de salud en el hogar requiere esfuerzo. Para lograr la certificación, los posibles asistentes deben pasar por un programa de capacitación de 75 horas que incluye tanto un componente académico como estudios clínicos prácticos. Después de la certificación, los asistentes de salud en el lugar, reciben capacitación en el trabajo que es brindada por una enfermera u otro asistente calificado.

Los asistentes de salud en el hogar brindan atención básica y servicios de salud a sus clientes y trabajan bajo la supervisión de un profesional de la salud. 

Se diferencian de los asistentes personales en que pueden gestionar ciertas tareas especializadas que contribuyen directamente a la salud y el bienestar del paciente. Los trabajadores de salud en el hogar deben completar la capacitación para calificar para realizar estos servicios, como ofrecer recordatorios de medicamentos, proporcionar compañía, ayudar con el cuidado personal y las transferencias, y la preparación de comidas. El trabajo de un asistente de salud en el hogar es extremadamente gratificante en el entorno de colaboración que brindamos. Nuestro objetivo siempre es crear una asociación a través de la cual puedan prosperar tanto los pacientes como los asistentes de salud en el hogar.

 ACOMPAÑAMIENTO 

El acompañamiento es un elemento esencial en el cuidado. Los pacientes que están confinados en su hogar a veces se sienten solos, por lo que tener un asistente de salud en el hogar mejora su calidad de vida. Charlar con los pacientes o simplemente estar físicamente presente en el hogar con ellos tiene un impacto positivo en la salud y el bienestar general de los pacientes.

 LIMPIEZA DEL HOGAR LIGERA

Como asistente de salud en el hogar, se te pedirá que ayudes a los pacientes a ordenar sus espacios domésticos lavando los platos, lavando la ropa o simplemente arreglando un poco las cosas. La limpieza intensiva no es necesaria, pero los asistentes de salud en el hogar deben esperar asegurarse de que el entorno del hogar del paciente esté libre de desorden, seguro y razonablemente limpio.

TRASLADOS

Muchos de nuestros pacientes necesitan ayuda para moverse dentro de su hogar. Trasladar a los pacientes de estar sentados a parados, de la cama a una silla o de una silla de ruedas a una silla de baño es una parte importante del trabajo.

 Como asistente de salud en el hogar, ayudas a los pacientes a mantenerse móviles dentro de su entorno familiar mientras los ayudas a mantenerse a salvo de posibles caídas u otras lesiones al mismo tiempo.

CUIDADO PERSONAL

Muchos pacientes necesitan ayuda para bañarse, arreglarse y ducharse, así como para ir al baño. Los asistentes de salud en el hogar también ayudan a vestirse y desvestirse, así como a mantener la ropa adecuada durante las diferentes estaciones. Si un paciente necesita ayuda con el autocuidado cotidiano, los asistentes de salud en el hogar deben estar preparados para ayudarlo.

TRANSPORTE

Los asistentes de salud en el hogar ayudan a los pacientes a moverse por la ciudad usando un automóvil o transporte público. Al proporcionar transporte, un asistente de salud en el hogar ayuda a los pacientes a hacer mandados, ir a las citas médicas y salir de compras. Tener a alguien allí que apoya con las salidas ayuda a que los pacientes confinados en su hogar disfruten salir de casa para realizar las tareas necesarias.   

PREPARACIÓN DE COMIDAS

A menudo se pide a los asistentes de salud en el hogar que preparen comidas simples, pero saludables y nutritivas para los pacientes. En algunos casos, si el paciente no puede alimentarse a sí mismo, los ayudantes también pueden ser obligados a alimentar al paciente. Cocinar comidas asegura que los pacientes estén comiendo alimentos saludables que disfrutan.

bottom of page